Vinos

Morainsa blanco.

Vino con un tono amarillo pálido brillante con tonos verdosos, procedente de mosto blanco variedad Airén.

Muy fácil de beber es ideal para cualquier momento del día, por su aroma fresco, su sabor frutado y por su adecuada acidez.

 

Morainsa Tinto.

Procedente de mostos tintos variedad Tempranillo. Vino joven con personalidad ideal para acompañar quesos, carnes, asados, estofados…. Se presenta con un color cereza intenso y sus aromas a frutas maduras nos recuerdan a fresa y a frambuesa. Nuestra recomendación es servirlo refrigerado en torno a los 14 o 16 grados.